Cualquier persona puede beneficiarse de la fisioterapia, desde los más pequeños (bebés) hasta los más mayores y a todos ellos les tratamos con el mismo objetivo: mejorar su calidad de vida.


La fisioterapia incluye un abanico muy amplio de actuación:


- Problemas musculares y articulares: que quizás son los más conocidos y con los que más se acude al fisioterapeuta que en globan las famosas sobrecargas musculares, tendinitis , esguinces, ciáticas, hernias discales, trocanteritis, roturas fibrilares, dolores de espalda, 


- Dolores de cabeza y mandíbula: que suelen ser producidos por una tensión acumulada en la zona cervical y que a veces derivan con hormigueos en manos y brazos. La ATM (articulación temporomandibular), juega un papel muy importante en este tipo de pacientes, sobre todo aquellos que sufren bruxismo.


- Problemas neurológicos: los ictus, la parálisis cerebral u otros accidentes cerebrovasculares afectan tanto a los adultos como a los bebés. Aquí, los fisioterapeutas ayudamos al paciente a mejorar su calidad de vida, haciéndole más independiente, es decir, ayudarle en tareas como ponerse de pie sólo, comer, incluso controlar sus esfínteres.

- Problemas linfáticos: pacientes con un edema importante tras un accidente, una intervención quirúrgica cirugía de cualquier tipo o incluso una cirugía estética. 


- Problemas posquirúrgicos: rehabilitación de lesiones que han sido intervenidas en quirófanos como la colocación de prótesis de rodilla o cadera en las que la fisioterapia juega un papel determinante.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted